¿Busca comprar una propiedad? Evite inconvenientes contratando abogados y notarios.

Si está considerando adquirir una propiedad, debe tener en cuenta algunos factores importantes antes de entrar en ese proceso. Por ejemplo:

1. ¿Tiene algún gravamen la propiedad que va a adquirir?

2. ¿Es propiedad de un solo titular o, por el contrario, de una comunidad?

3. ¿Constituirá una hipoteca para garantizar el pago de la adquisición de la propiedad?

Cualquiera que sea su respuesta a estas preguntas, contar con los servicios de abogados y notarios experimentados es esencial.

A lo antes mencionado debemos añadir los requisitos formales y solemnidades dispuestas para este tipo de transacciones. Por suerte, tras la aprobación de la Ley 210 del 8 de diciembre de 2015, el proceso se ha simplificado bastante. Ya no es requisito entregar personalmente en el Registro de la Propiedad el sinfín de documentos requeridos hace apenas tres años. Ahora es suficiente que se los presente a un notario, quien dará fe pública de lo que la persona le muestre.

No obstante, si quiere ahorrarse idas y venidas y asegurarse de que todo se haga de acuerdo a las disposiciones legales aplicables, lo mejor es contar con los servicios de un abogado. Considere los siguientes beneficios:

1. La tranquilidad de que alguien revise los documentos que le sugiera la otra parte contratante y que le explique aquellas cláusulas que puedan resultar confusas debido al uso del lenguaje jurídico.

2. Ahorrar tiempo en la preparación de documentos, pues no tendrá que buscar modelos, ni tendrá que redactarlos ni revisarlos, para que posteriormente se declare su nulidad por incumplir con algún requisito de forma o solemnidad establecido en la ley. Con el asesoramiento de un profesional, los documentos siempre serán preparados según lo requerido por la ley.

3. No cometer errores que en el futuro le puedan costar horas de trámites y papeleo.

Por ejemplo, si no se cumplen los requisitos de inscripción en el Registro de la Propiedad y transcurren dos meses desde que la solicite su notario, el dueño de la propiedad podría cancelar la hipoteca sin necesidad de presentar una escritura de cancelación de hipoteca. Podrá imaginarse que enmendar este error no sería sencillo, en el caso de que a la otra parte le deje de interesar la compraventa (lo cual puede ocurrir por la mera fluctuación de precios en el mercado o porque encuentre otro comprador dispuesto a pagar más).

Igualmente, contar con los servicios de un notario de confianza le asegurará, tanto al comprador como al vendedor, que la transacción será realizada de acuerdo a las disposiciones legales aplicables. Si usted se encuentra en la búsqueda de una propiedad para comprar, le invitamos a visitar el Estudio Legal y Notarial Lcdo. Juan Carlos Ortiz Arocho, donde encontrará abogados y notarios a su disposición que le atenderán con gusto y profesionalismo. También puede seguirlos en Twitter para obtener más actualizaciones.

Share!

    Leave a Reply

    Your email address will not be published. Required fields are marked *

    three + fifteen =

    Pin It on Pinterest

    Shares
    Share This